LIBIS COFFEE ROASTER

Variedad Gesha

Precio de venta Precio €13,50 Precio habitual Precio unitario  por 

Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Lo recomendable para cualquier buen café es moler lo necesario antes de hacer la preparación, pero en esta variedad, que se caracteriza por su suavidad y delicadeza esto se hace imprescindible para poder disfrutarlo en su máximo esplendor, por este motivo solo la ofrecemos en GRANO. Disculpen las molestias.

Café de Colombia

Familia: arábica
Variedad: Gesha
Proceso: Lavado
Método recomendado: Filtro (V60, Chemex, melita, goteo, prensa francesa)

Puntuación SCA: 88,50

La variedad Gesha es originaria de Etiopia y llegó a centro América de la mano del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) en el año 1953 y se distribuyó principalmente en Panamá, donde cayó casi en el olvido ya que sus ramas son frágiles y no se cultivó extensamente. En 2005 fue llevado al concurso y subasta "LO MEJOR DE PANAMÁ" rompiendo récord de precio de venta. Es conocida por sus delicados aromas florales, de jazmín y de melocotón. Gracias a esto alcanzo fama mundial y se empezó a llevar semillas de esta variedad a otros países productores. Los mejores resultados se dan en cultivos de gran altitud (por encima de los 1600 msnm)

En este café encontraras fragancia cítrica, sabor a mandarina, naranja tangelo, cuerpo cremoso, residual dulce prolongado. Para un café tan sublime recomendamos usar una ratio 1:13 (7,7 gramos de café por cada 100ml de agua) y la temperatura de agua entre 86-88ºC.

Ha sido cultivado y cosechado por Gustavo Gomez y su familia en la finca El Mirador en Marquetalia (Caldas) parte del eje cafetero colombiano y zona elegida por la UNESCO como patrimonio de la humanidad desde el 2012 como "PAISAJE CULTURAL CAFETERO DE COLOMBIA"

Café procesado con técnica "Lavado" lo que implica que el secado se realiza después de quitar la piel y la pulpa a la fruta en un proceso llamado despulpado, quedando solo las semillas de café envueltas en una capa densa como la miel llamada mucílago que para poder quitarlo se lava en grandes depósitos de agua (de ahí su nombre lavado). Ya con las semillas sin restos se seca al sol en techos corredizos o patios de secado.

El proceso de lavado ha evolucionado para ser más amigable con el medio ambiente lo que ha llevado que hoy en día se gaste menos agua por kilo de café lavado y que el agua que quede después del proceso sea tratada para su reutilización.

(*) Desde Libis café recomendamos moler la cantidad justa de café antes de su preparación, así podrá disfrutar de la bebida en su máxima expresión. Es por eso que solo lo ofrecemos en grano, pero si lo quiere molido déjenos una nota en la casilla del carrito e indíquenos su tipo de cafetera.